DERECHOS Y DEBERERES DE LOS EMPLEADOS DOMESTICOS


DERECHOS DE LOS EMPLEADOS DOMESTICOS

Todas las personas en el servicio doméstico con carácter fijo gozarán de los siguientes derechos:

a) Reposo diario nocturno 10 horas consecutivas como mínimo, que sólo podrá ser interrumpido por causas graves o urgentes. Además, gozarán de un descanso diario de 2 horas entre sus tareas matutinas y vespertinas.

b) Descanso semanal de 24 horas seguidas o en su defecto dos medios días por semana a partir de las 15 horas, fijado teniendo en consideración las necesidades del empleado y del empleador.

c) Un período continuado de descanso anual, con pago de la retribución convenida, de 30 días naturales de duración (cuanto la antigüedad al servicio del empleador sea de un año como mínimo) Deber dar el aviso al empleado con 20 días de anticipación.

d) Seguro médico que cubra enfermedades y accidentes laborales desde su contratación, debiendo el empleador velar por que el empleado reciba la atención médica necesaria, que estará a cargo de este último.

e) Habitación amueblada e higiénica. Sanitarios adecuados.

f) Alimentación sana y suficiente.

g) Una hora semanal para asistir a los servicios de su culto. Los empleados domésticos con carácter interino gozarán de los beneficios indicados en los apartados b y c.

Todo empleado tendrá derecho a percibir un mes de sueldo complementario por cada año de servicio o la parte proporcional del mismo. El pago se puede realizar de modo fraccionado a través de dos medias pagas.


DEBERES DE LOS EMPLEADOS DOMESTICOS

Será obligación de los empleados domésticos guardad lealtad y respeto al empleador, su familia y convivientes, respetar a las personas que concurran en la casa, cumplir las instrucciones de servicio que se le impartan, cuidar las cosas confiadas a su vigilancia y diligencia, observar prudencia y reserva en los asuntos de la casa de los que tuviere conocimiento en el ejercicio de sus funciones, guardar la inviolabilidad del secreto familiar en materia política, moral y religiosa, y desempeñar sus funciones con celo y honestidad, dando cuenta de todo impedimiento para realizarlas, siendo responsables del daño que causaran por dolor, culpa o negligencia.

Además del incumplimiento de las obligaciones señaladas en el párrafo anterior, las injurias contra la seguridad, honor, intereses del empleador o su familia, vida deshonesta del empleado, desaseo personal, o las transgresiones graves o reiteradas a las prestaciones contratadas, facultan al empleador para disolver el vínculo laboral sin obligación de indemnizar por preaviso y antigüedad.

E l empleado podrá considerarse despedido y con derecho al pago de la indemnización por preaviso y antigüedad cuando recibiere malos tratos o injurias del empleador, sus familiares o convenientes, o en caso de incumplimiento del contrato por parte de éste.

La calificación de las injurias que autoricen a disolver el contrato de trabajo, será efectuada por el organismo jurisdiccional competente.

En todos los casos de despido el empleado deberá desocupar la casa, aun cuando se creyere con derecho a percibir cualquier indemnización. La misma obligación tendrán las personas de su família que convivieran con él y que no trabajen al servicio del empleador.